Condenan Redes de Periodistas ataques contra Schirlei Alves

Publicado originalmente em Rede Internacional de Periodistas. Para acessar, clique aqui.

PRONUNCIAMIENTO

Buscan socavar la credibilidad y disuadir a la periodista de continuar su labor informativa.

La Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG) y la Red Brasileña de Periodistas y Comunicadoras con Visión de Género y Raza condenamos y expresamos nuestra preocupación por los actos de intimidación, amenazas y ataques en línea cometidos contra la periodista brasileña Schirlei Alves, quien además enfrenta una demanda por daño moral por ejercer su profesión, lo cual constituye una  tentativa a la libertad de prensa y el derecho a la información, que son bases fundamentales para la construcción de una sociedad más igualitaria y democrática.

Schirlei Alves se graduó como periodista de la Universidad de Vale do Itajaí en el Estado de Santa Catarina, Brasil, ha ejercido la profesión durante 12 años. Trabajó como reportera en diferentes medios de comunicación, entre ellos los periódicos A Notícia, Zero Hora, Diário Gaúcho, Notícias do Dia, CBN Diário y Rádio Gaúcha. Trabajó como free lancer para el portal de noticias The Intercept Brasil, CNN Brasil y BBC News Brasil. La periodista siempre se ha dedicado a cubrir temas relacionados con los Derechos Humanos y particularmente, los derechos humanos de las mujeres, por lo que ha sido reconocida con varios  premios locales y nacionales.

Actualmente la periodista está siendo demandada por presunto daño moral por dar cobertura periodística al caso de Mariana Ferrer, una joven que denunció a las autoridades ser víctima de violencia sexual dentro de una discoteca de la ciudad de Florianópolis, en el estado de Santa Catarina. El caso se volvió de interés público a nivel nacional e internacional, ante  los comentarios humillantes contra la joven  durante el juicio.

La demanda judicial contra la periodista, es por la publicación de la nota informativa sobre la denuncia que interpuso la víctima, derivada de la humillación pública a la que fue sometida durante la audiencia y la cual, se presentó como alegato legal que resultó en la absolución del imputado.

Después de la publicación periodística y los efectos sobre el caso, se abrió una investigación para determinar la conducta del Juez y el Fiscal presentes en la audiencia y la conducta del abogado.

A partir de esta situación es que la periodista ha sido víctima de una campaña de desprestigio y ataques misóginos en línea, organizados y articulados, a través del uso de perfiles falsos y cuentas sistematizadas (bots), con lo que buscan descalificar su conducta profesional, así como amenazas que ponen en riesgo su vida e integridad.

Esta violencia, producida desde perfiles específicos en medios digitales, son inadmisibles en cualquier democracia, porque pretenden silenciar y autocensurar a la periodista y coartar el derecho de la sociedad a ser informada.

Son hechos que contravienen tratados internacionales como la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer, “Belém Do Pará”, la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, que obliga a los Estados a proteger el derecho de las periodistas a ejercer la libertad de expresión sin discriminación ni violencia por razón de género y a disponer de un entorno seguro para el periodismo libre e independiente.

El Estado Brasileño está obligado a “actuar por la libertad de expresión, democratización y control social de la comunicación para promover los derechos humanos de las mujeres considerando su diversidad y pluralidad” (CEDAW).

La Red Internacional de Periodistas con Visión de Género y la Red Brasileña de Periodistas y Comunicadoras con Visión de Género y Raza manifestamos nuestra solidaridad a la compañera Shirley Alves y hacemos un llamado a las autoridades del Estado Brasileño a:

  • Garantizar investigaciones diligentes, imparciales y efectivas orientadas a la captura, enjuiciamiento y eventual penalización de todos los autores relacionados a los actos de violencia y discriminación contra las mujeres, particularmente los ataques en línea orquestados en contra de la colega Schirlei Alves.
  • El cese inmediato de todo acto de criminalización y discriminación que busca socavar la credibilidad y disuadir a la periodista de continuar su labor informativa.
  • A las instancias de Derechos Humanos a iniciar una investigación sobre la probable comisión de violaciones a derechos humanos de la periodista y garantizar el debido proceso en la demanda judicial en su contra.
  • Solicitamos medidas de protección efectivas para Schirlei Alves, atendiendo sus necesidades y riesgos diferenciados, los cuales son asociados a su actividad periodística. La seguridad y protección son necesarias incluso en el ámbito del espacio digital, por lo tanto, se debe garantizar acciones para atender, investigar y sancionar los ataques, así como promover acciones preventivas que regulen la violencia en línea.
  • Hacemos un llamado a atender las recomendaciones internacionales en materia de derechos humanos de las Relatorías de Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Naciones Unidas, a fin de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de las mujeres a ejercer su labor periodística libre de todo tipo de violencia.

Compartilhe:

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on email
Share on linkedin
Share on telegram
Share on google

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Language »
Fonte
Contraste